El Hogar Emocional…

El Hogar Emocional…

            Si te pregunto por la palabra Casa seguro que sabes responder qué significa o qué es para ti, ¿verdad? Y si ahora le doy una vueltecita de tuerca y te pregunto por Hogar. Qué es para ti el hogar, dónde está tu hogar…

            Para mí hay una gran diferencia entre casa y hogar, y es la emoción que me genera una palabra y la otra, como me siento en casa y como me siento en mi hogar.

            Ahora bien, vamos a subir revoluciones, vamos a elevar la frecuencia… Qué te sucede si te pregunto por tu Hogar Emocional. ¿Te has planteado siquiera ese lugar? ¿Qué hay ahí? ¿Quién lo habita? ¿Dónde está? ¿Es un espacio físico o virtual? ¿Se puede comprar? ¿Cómo accedo a él? ¿Sólo lo tengo yo? ¿Hay que pagar hipoteca?…

            Éstas y otras decenas de preguntas se te pueden estar ocurriendo, vale, algunas no, pero me hacía gracia ponerlas ya que a mí si se me ocurrieron al oír hablar de él la primera vez. Puede que ésta sea tu primera vez, la primera vez que oyes hablar del Hogar Emocional.

            Lo que te puedo contar es que existe, que tú tienes uno, aunque no lo sepas, y que es el lugar más importante que hay en ti. Ya que es ahí donde vas todos los días, a lo mejor con el piloto automático y sin darte cuenta, cuando abres los ojos y eliges la emoción que te vas a poner para enfocar el día. Y fíjate, he dicho enfocar por ser una palabra muy poderosa ya que donde pones el foco diriges tu atención.

        Te lo explico. Imagina que vas a ver un espectáculo, imagínate en el teatro, ¿lo tienes? ¿estás ahí? Perfecto, sigamos. Está el escenario lleno de actores y actrices y lo recorres con tu mirada intentando captar todo lo que allí sucede. Y de repente se enciende un foco, un potente haz de luz dirigido al centro, haciendo visible algo de lo que no te habías percatado. Y te preguntas como es que no lo has visto antes si está allí, en el centro de todo y no parabas de recorrer con tu mirada todo lo que allí sucedía. ¿Cómo se te ha podido pasar? ¿Cómo es que ahora se ha hecho visible para ti? La respuesta es muy sencilla, y creo que ya la tienes… el Foco!

            Vuelve ahora a ese primer momento del día, cuando abres tus ojos. Por un lado, tu día, tu escenario, donde suceden y van a suceder muchas cosas. Por otro, tu Hogar Emocional, tu vestidor de emociones…

Y yo te pregunto… ¿Qué emoción te vas a poner hoy?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s